Give Us a Call: (608) 782-7300

Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Mordeduras de animales

Todas las mordeduras de animales deben limpiarse bien, y en la mayoría de los casos se necesita tratamiento según el tipo de herida y su gravedad. Ya sea que provengan de una mascota o de un animal salvaje, los arañazos y las mordeduras pueden infectarse y dejar cicatrices. Además, los animales pueden portar enfermedades que pueden transmitirse por una mordedura. Las mordeduras que atraviesan la piel, así como las que se producen en el cuero cabelludo, la mano, la muñeca o el pie, tienen más probabilidades de infectarse. En general, las lesiones por mordeduras de gatos son más propensas a infectarse que las de perros. Los arañazos de los gatos, aunque sean de un gato pequeño, pueden transmitir la enfermedad por arañazo de gato, una infección bacteriana.

Otros animales pueden transmitir la rabia y, con poca frecuencia, el tétanos. Los roedores, como ratones, ratas, ardillas, hámsteres, conejillos de Indias, jerbos y conejos, presentan menor riesgo de portar rabia, pero pueden transmitir otras enfermedades.

El tipo más común es la mordedura de perros. Siga las recomendaciones que se presentan a continuación para disminuir las probabilidades de que a su hijo lo muerda un animal.

  • Nunca deje a un niño pequeño solo con un animal.

  • Enseñe a su hijo a no molestar ni dañar a los animales.

  • Enséñele que nunca debe jugar con un animal que está comiendo o durmiendo, ni debe molestarlo.

  • Enséñele a alejarse de los perros, los gatos y otros animales que no conoce.

  • Obtenga una licencia para sus mascotas y vacúnelas contra la rabia y otras enfermedades.

  • Mantenga a sus mascotas en un patio con cerca o con una correa.

Cómo actuar ante las mordeduras y los arañazos de perros y gatos

Si un animal muerde o araña a su hijo, mantenga la calma y tranquilice a su hijo diciéndole que lo puede ayudar. El proveedor de atención médica determinará el tratamiento específico para la mordedura de un animal. Puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Si la mordedura es de poca profundidad y de una mascota doméstica que está vacunada y goza de buena salud, siga estos consejos:

    • Lave la herida con agua y jabón bajo la presión de un grifo durante al menos 5 minutos. No frote la lesión de la mordedura, ya que puede provocar moretones en el tejido. Coloque una loción o crema antiséptica.

    • Observe si hay signos de infección en el lugar de la mordedura, como aumento del enrojecimiento o del dolor, hinchazón, supuración o fiebre. Llame al proveedor de atención médica de inmediato si el niño presenta cualquiera de dichos signos o síntomas.

  • En el caso de mordeduras o heridas perforantes más profundas causadas por cualquier animal, o en el caso de cualquier tipo de mordedura de un animal extraño, tenga en cuenta lo siguiente:

    • Si la mordedura o el rasguño sangran, presione la herida con una venda o una toalla limpia para detener el sangrado. Si el sangrado no se detiene después de aplicar presión directa durante 10 a 15 minutos, lleve a su hijo a la sala de emergencias.

    • Lave la herida con agua y jabón bajo la presión de un grifo durante al menos 5 minutos. No frote la lesión de la mordedura, ya que puede provocar moretones en el tejido.

    • Seque la herida y cúbrala con un apósito estéril. No use cinta adhesiva ni suturas adhesivas para cerrar la herida, ya que las bacterias perjudiciales podrían quedar atrapadas en la herida. Si hay una herida abierta que es grande o afecta una zona del cuerpo que es importante desde el punto de vista estético, lleve al niño a ver al proveedor o a la sala de emergencias. Es probable que tengan que limpiar bien la herida y posiblemente cerrarla con puntos.

    • Llame al proveedor de atención médica de su hijo para que lo ayude a denunciar el ataque y decidir si es necesario recurrir a otros tratamientos, por ejemplo, con antibióticos, un refuerzo de la vacuna contra el tétanos o la vacuna contra la rabia, según se necesite. Esto es especialmente importante para las mordeduras en la cara o para aquellas que provocan heridas perforantes más profundas en la piel.

    • Si es posible, encuentre al animal que causó la herida. Algunos animales deben ser capturados, encerrados y observados de cerca para ver si tienen rabia. No intente capturar al animal usted mismo. Comuníquese con el encargado del control de animales más cercano o con la oficina de control animal de su zona.

    • Lleve a su hijo a la sala de emergencias si la mordedura, el corte o el arañazo proviene de un animal con riesgo de tener rabia, así como de perros o gatos sin vacunar o de animales salvajes, como murciélagos, zorrillos, mapaches, zorros o coyotes.

    • Si no se puede encontrar al animal o se trata de una especie de alto riesgo (mapache, zorrino o murciélago), o si el ataque del animal no fue provocado, tal vez haya que aplicarle a su hijo una serie de vacunas contra la rabia.

Llame al proveedor de atención médica de su hijo si aparecen síntomas parecidos a los de la gripe, como fiebre, dolor de cabeza, malestar, disminución del apetito o glándulas inflamadas, después de la mordedura de un animal.

Revisor médico: Eric Perez MD
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Última revisión: 3/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell | Terms of Use | Privacy Policy | Disclaimer