Give Us a Call: (608) 782-7300

Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Anomalías de la hendidura branquial en los niños

¿Qué son las anomalías de la hendidura branquial en los niños?

Una anomalía de la hendidura branquial es un cúmulo de tejido que se forma anormalmente en el cuello. Las anomalías de la hendidura branquial pueden dar origen a lo siguiente:

  • Quistes o cavidades, que son sacos llenos de líquido.

  • Fístulas, que son conductos que drenan en una abertura en la superficie de la piel.

Las anomalías de la hendidura branquial suelen encontrarse por delante de los grandes músculos a ambos lados del cuello.

Este problema de salud puede causar infecciones localizadas que se repiten. Esto puede ocurrir cuando su hijo tiene otra infección, como tos, dolor de garganta o un resfriado.

¿Cuáles son las causas de una anomalía de la hendidura branquial en un niño?

Una anomalía de la hendidura branquial es de índole congénita. Ocurre cuando el tejido del cuello no se forma como debería durante las primeras etapas del desarrollo embrionario.

¿Cuáles son los síntomas de una anomalía de la hendidura branquial en los niños?

Estos son los síntomas más frecuentes de una anomalía de la hendidura branquial:

  • Un pequeño bulto o tumor de un lado del cuello que suele ser indoloro

  • Un pequeño orificio en la piel de un lado del cuello que segrega mucosidad o líquido

  • Enrojecimiento, calor, hinchazón, dolor y secreción si hay una infección

Los síntomas de una anomalía de la hendidura branquial pueden ser similares a los de otras afecciones. Procure que un proveedor de atención médica vea a su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica una anomalía de la hendidura branquial en un niño?

Este problema de salud puede observarse en el momento del nacimiento, o bien, cuando su hijo es mayor.

Para diagnosticar el problema, el proveedor de atención médica de su hijo le hará preguntas acerca de los antecedentes médicos y los síntomas actuales del niño. Examinará a su hijo prestando mucha atención a su cuello. Es posible que no se note la presencia de una anomalía de la hendidura branquial, salvo que se infecte y cause dolor.

Las pruebas de diagnóstico pueden incluir las siguientes:

  • Ecografía. Se usan ondas sonoras para ver la zona. 

  • Tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés). Se usan rayos X y una computadora para generar imágenes detalladas del cuerpo. Las tomografías computarizadas ayudan a encontrar el lugar exacto de la anomalía y a determinar su tamaño. A veces, también puede usarse un medio de contraste durante la exploración para obtener información aun más detallada.

  • Biopsia. Para esta prueba, se extirpan muestras de tejido del cuerpo para observarlas con un microscopio. Esto puede hacerse para detectar otras afecciones.

¿Cómo se trata una anomalía de la hendidura branquial en un niño?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado de salud general de su hijo. También, de la gravedad de la afección.

Una anomalía de la hendidura branquial no desaparecerá sin tratamiento. El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Antibióticos si su hijo tiene una infección. En algunos niños, el proveedor de atención médica tal vez deba hacer un corte y drenar la zona.

  • Cirugía para extirpar el tejido. Se la puede recomendar para evitar las infecciones reiteradas.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de una anomalía de la hendidura branquial en un niño?

Las anomalías de la hendidura branquial suelen ser pequeñas, pero pueden aumentar de tamaño al punto de causar problemas para tragar y respirar. Las infecciones reiteradas son comunes.

Información importante sobre una anomalía de la hendidura branquial en los niños

  • Una anomalía de la hendidura branquial es un cúmulo de tejido que se forma anormalmente en el cuello.

  • Una anomalía de la hendidura branquial es de índole congénita. Ocurre cuando el tejido del cuello no se forma como debería durante las primeras etapas del desarrollo embrionario.

  • Esta afección se diagnostica mediante una exploración física. Las pruebas de diagnóstico incluyen ecografías y tomografías computarizadas.

  • Las anomalías de la hendidura branquial suelen ser pequeñas, pero pueden aumentar de tamaño al punto de causar problemas para tragar y respirar. Las infecciones reiteradas son comunes.

  • El tratamiento puede incluir antibióticos para tratar las infecciones y cirugía para extirpar el tejido.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Revisor médico: Ashutosh Kacker MD
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 11/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell | Terms of Use | Privacy Policy | Disclaimer